Cuidado y mantenimiento de las puertas de madera.

Cuidado y mantenimiento de las puertas de madera.

Hola de nuevo, en Carpintería Mena tan sólo pensamos en como transmitirte nuestra pasión por la carpintería y en como facilitarte las cosas a la hora de mantener en perfecto estado los productos que adquiráis con nosotros y para ello hoy os vamos a hablar de cómo cuidar las puertas de madera.

En nuestra carpintería fabricamos excelentes puertas de madera a medida, tanto puertas de interior, como puertas de exterior, todas ellas en función del estilo de tu vivienda y de tus necesidades. Podrás escoger entre muchos tipos de madera, decenas de tonos del barniz, el diseño de los plafones en horizontal, vertical o diagonal, quizás quieras añadir unos cuartenones, una vidriera o todo a la vez, eso ya es cosa tuya, nosotros te ayudamos en el proceso de diseño y fabricamos tu puerta a medida según tus preferencias.

Sin embargo sea como sea tu puerta de diseño a medida todas ellas tienen algo en común y es que si quieres que se conserven en buen estado durante muchos años, no puedes olvidarte de su mantenimiento y eso también corre por vuestra cuenta.

Los objetos y muebles fabricados en madera requieren de cuidados especiales. Recordemos que la madera es un ser vivo. Las sillas, las ventanas, las estanterías, las mesas y, por supuesto, las puertas necesitan ser limpiadas con cierta frecuencia para que luzcan brillantes y “sanas”. Para enfrentarnos a la ardua tarea de mantener nuestro mobiliario de madera en perfecto estado necesitaremos tener en cuenta varios factores; habremos de distinguir entre puertas de interior y puertas de exterior ya que en las primeras sobre todo deberemos de tener cuidado con el polvo, con las segundas además del polvo también deberemos protegerlas del Sol.

También resulta importante que tengas en cuenta el tipo de madera y el acabado. No es lo mismo que tenga barniz a que no, que vayan pintadas o se encuentren en su estado natural…

ELIMINAR EL POLVO Y MANTENIMIENTO BÁSICO

Se puede decir en términos bélicos que el polvo es el mayor enemigo de las puertas de madera ya que se queda incrustado en su superficie si no se quita cada pocos días. Por eso, os recomendamos que no dejéis pasar mucho tiempo sin darles un repaso. Para eliminar el polvo de la superficie de las puertas, os aconsejamos:

MADERAS EN ESTADO NATURAL: Utilizar un trapo suave o el plumero. Este último resulta muy eficaz para incidir en rincones difíciles como los marcos, las rendijas, las zonas superiores e inferiores… Asegurándose de que no contiene ninguna partícula que pueda rallar nuestra puerta al limpiarla.

MADERAS BARNIZADAS Y TRATADAS: La mayoría de puertas pertenecen a este grupo. Podemos o bien recurrir al apartado de arriba o bien usar un trapo o bayeta humedecido (no mojado) y pasarlo suavemente por la superficie procediendo a secar inmediatamente.

Un truco de la abuela que se hace cada cierto tiempo para mantener la madera brillante es hacer una mezcla a partes iguales de vinagre de vino y aceite de oliva (u otro aceite vegetal) y extenderla ligeramente por la puerta a tratar, dejando que se seque y por tanto que penetre en la madera, esta mezcla natural le aportará brillo y protección a tus puertas.

PROTEGER DEL SOL

Otro enemigo común de la madera es el Sol. Esta, sin la corteza que posee cuando está en el árbol y que es la que le brinda la protección necesaria, se ve totalmente desprotegida. El efecto de la luz del Sol sobre las puertas de exterior será todavía peor en las puertas situadas hacia el Sur o el Oeste donde el Sol es más intenso.

Si la puerta no está correctamente tratada con barnices y protección tintada cuyos pigmentos hacen de filtro para los rayos del Sol, tal como las cremas solares para nuestra piel, la madera empezará a perder color tornándose gris.

ACEITE DE LINAZA O ACEITE DE TEKA: Semillas ricas en Omega 3 y otros tipos de nutrientes, que son capaces de proteger la madera de ventanas y puertas exterioresy que también recomendamos fervientemente para el mantenimiento de puertas tanto de exterior como de interior.

BARNICES: Tal y como comentábamos un poco más arriba es totalmente recomendable barnizar la madera, ya que además de dar protección frente al sol, también contienen tratamientos anti hongos, insectos y otras enfermedades de la madera que puedan suponer un grave problema pues estos son los últimos enemigos que tiene la madera y también es importante tenerlo en cuenta para el mantenimiento de las puertas. En nuestra carpintería siempre tratamos de esta manera la madera a no ser que el cliente exprese lo contrario.

RESTAURAR MADERA EN MAL ESTADO

Si resulta que alguna de tus puertas de madera tienen signos de evidente deterioro, lo mejor que puedes hacer es contactar con nosotros. Analizaremos tu caso y veremos las posibles opciones para restauración, siempre y cuando esto sea posible.

NO TE OLVIDES DE:

Limpiar a fondo no sólo la madera de tu puerta, también hay que dedicar atención a los elementos de acabado metálico tales como manillas, detalles de forja o bisagras que contenga tu puerta.

PARA FINALIZAR:

Mantener un ritual de cuidado y limpieza de tus puertas ayudará sin duda alguna a que estas sobrevivan mejor al paso del tiempo y logren pasar de generación en generación sin ningún tipo de desperfecto, pues una madera de buena calidad que ha sido bien trabajada por el artesano carpintero y bien cuidada por el cliente puede tener una vida útil casi milenaria.

Igual ya no hay remedio para tu puerta y deseas cambiarla, en ese caso te invitamos a que mires nuestras creaciones y busques inspiración para crear tu nueva puerta. Nosotros te ayudamos en la fase de diseño y te la fabricamos a medida, pues en Carpintería Mena fabricamos en exclusiva para ti, buscando siempre la mejor calidad y el mejor resultado para  que tengas un producto único y realizado para cubrir tus necesidades y gustos.

¡SALTE DEL CATÁLOGO!

MIRA NUESTRAS PUERTAS E INVENTA

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código